El negocio de las hortalizas y su incursión con el tutorado

blog

En la actualidad son muchas las personas que se preocupan por el origen de los alimentos ingeridos, especialmente cuando se tienen niños, por lo que ha crecido el interés en los negocios de cultivo, la producción de frutas y hortalizas de formas sostenibles y orgánicas, evitando daños en el organismo y al planeta. Para comenzar un negocio en este sector es necesario conocer lo básico en las diferentes facetas de producción, como la máquina para entutorar, así como otros procesos, entrando de la mejor forma y teniendo los mejores resultados.

Primero deberás conocer a tu cliente, sus necesidades y preferencia ya que ellos son los que determinarán en gran parte cuáles variedades se deben cultivar, así como te pueden ayudar a escoger la ubicación del invernadero, una de las formas más recomendadas para el cultivo. Al realizar la evaluación del mercado tendrás una guía sobre la cual trabajar y adaptar los procesos para ofrecer los mejores productos. Una de las modalidades más interesantes, como ejemplo es la de producir para mayoristas.

Los productores son contratados antes de comenzar la producción por el comprador. Los precios y cantidades se acuerdan antes de la compra de insumos, y con esté tipo de contratos se le da un poco de libertad al productor de trabajar únicamente en los cultivos, así como asegura la compra de la producción, siguiendo un acuerdo en cantidad y calidad de los productos. Con la buena utilización de métodos y máquinas se puede producir un cultivo que satisfaga las necesidades actuales de la población.

El tutorado es el método de colocar los cultivos en palos, estacas o cañas cerca de las plantas para que estas crezcan de forma vertical, en vez de tumbadas sobre el suelo, expuestas a diferentes riesgos, además se ahorra espacio en el huerto y permite la producción de más alimentos. Es una práctica imprescindible para mantener las plantas erguidas, así como la integridad de las mismas durante el tiempo de crecimiento. Son popularmente utilizadas en el cultivo del tomate y pimiento, aunque también se usa para los guisantes o arvejas, pepino, etc.

La utilización de tutorado se ha hecho más popular en la actualidad, ya que sirve para guiar el crecimiento, al mismo tiempo que mantiene el soporte de cultivo de pimientos y tomates especialmente. Para el entutorado o tutorado de tomates es necesaria una estructura resistente, que pueda soportar el peso del cultivo, también llamado tutorado holandés. Con este método se pueden usar hileras dobles. Por otro lado, el tutorado español utiliza hileras simples, pudiéndose utilizar en estructuras de malla negra.

Las plantas por lo general se cultivan con tallos simples, aunque también es posible cultivarlos con tallos dobles. Los ápices se cortan solo cuando las plantas alcanzan la parte superior de las estacas. En el caso de los pimientos se puede usar el tutorado español en las estructuras de malla negra, aunque en este caso se recomiendan las hileras simples. Esto mantiene el negocio de la agricultura como algo interesante para una nueva generación.